La clave del éxito en la venta de un inmueble: fijar un buen precio

como fijar un buen precio para vender una vivienda

La valoración económica que solemos dar a nuestra vivienda tiende a estar condicionada por el factor emocional. De aquí la razón por la que, a menudo, fijamos un coste más alto que suele distar del valor real del inmueble. Y es que fijar el precio de venta de una vivienda no es una tarea sencilla. No todo el mundo tiene los conocimientos e información necesarios para establecer una cantidad justa.

Lo cierto es que fijar un precio que no esté acorde con las prestaciones del inmueble o que no tenga en cuenta el valor del metro cuadrado en el municipio o zona en la que se encuentre, puede retrasar la venta, y mucho.

¿Por qué puede atascar la venta un error en el precio de tu vivienda?, ¿qué se puede hacer para dar en el clavo y fijar el precio justo a la hora de poner una propiedad en venta? ¡Toma nota! Te lo contamos.

¿Por qué es importante fijar un buen precio al vender una casa?

Acostumbramos a pensar que poner un importe más elevado al vender una vivienda nos permitirá poder negociar el precio más adelante. Lo solemos ver como una estrategia que permite ganar más margen al vender una propiedad, pero la realidad es que puede generar todo lo contrario.

Esta práctica puede ahuyentar a los compradores, sobre todo si la cantidad se excede sobre lo esperado. Y es que la sobrevaloración de los inmuebles puede alejar a los posibles compradores durante los primeros meses, el periodo más importante durante el proceso de venta de una propiedad.

Y ¿qué pasa después? Para conseguir compradores interesados, te verás obligado a bajar el precio. Esto puede verse como una oportunidad para unos o como una mala señal para otros.

¿Por qué fijar un buen precio de venta desde el principio?

Una casa o un piso que lleva varios meses en los portales inmobiliarios sin éxito de venta y que, más tarde, baja su precio, puede dar que pensar. Y es que los inmuebles terminan “quemándose” y dan la impresión de que, si no se venden, es por algún defecto importante.

Contrariamente, equivocarse y fijar un precio mucho más bajo del precio justo real también tiene sus inconvenientes: venderás tu piso rápido probablemente, pero muy por debajo del precio real. Así que estarías perdiendo dinero.

Consejos para saber cuánto vale tu casa

Para vender tu vivienda por un precio justo, generar interés en los potenciales compradores y cerrar la transacción en un plazo de tiempo normal, tenemos algunos consejos que seguro que te servirán. ¡Ahí van!

1. Apóyate en un simulador de precio

¿Sabías que en Internet existen distintas formas de averiguar el precio de un inmueble? A través de las herramientas online gratuitas podrás conocer cuál es la valoración aproximada de una finca.

Gracias a este tipo de estimadores, podrás conocer cuál es el precio de tu vivienda introduciendo unos datos básicos. El algoritmo especificará cuál es el valor de la propiedad teniendo en cuenta la zona, la superficie, el número de habitaciones, el año de construcción…

simulador de precio vivienda

2. No quieras inflar el valor de tu vivienda

No es una buena idea inflar el valor del piso para venderlo a un precio más alto. Como ya hemos explicado, esta práctica puede ocasionar pérdidas, ya que si no consigues venderlo tendrás que bajar el precio con el tiempo. Y recuerda que tener un piso cerrado, de todas formas, cuesta dinero.

Los compradores interesados en adquirir una vivienda en una zona determinada tienen acceso a un sinfín de ofertas, haciéndose una idea clara de la cantidad de dinero por la que pueden comprar un inmueble en esa ubicación.

¿Por qué no debes inflar el precio de tu vivienda?

Inflar el precio de venta de tu vivienda solo ahuyentará posibles compradores. Y, al final, probablemente tengas que vender el piso respetando el coste que pide el mercado, tras meses de estancamiento.

3. Sé objetivo al analizar el estado de tu vivienda

El valor sentimental de la vivienda es uno, y el objetivo otro. Si compraste el inmueble y realizaste reformas para adaptarlo a tus necesidades, ten claro que no podrás recuperar todo lo que invertiste. Es decir, no podrás venderlo por el precio que lo compraste más el valor de todas las rehabilitaciones y reformas.

El valor de tu vivienda dependerá de las circunstancias del mercado, pudiendo cambiar significativamente con el tiempo. Por ello, deberás ser objetivo y analizar cuáles son las prestaciones que ofrece y qué es lo que piden los compradores a la hora de adquirir una casa actualmente. La pregunta es: ¿se ajusta mi casa a las  necesidades de los potenciales clientes? ¿está en línea con la demanda del mercado?

Por ejemplo, las viviendas con terraza, piscina o zonas exteriores están en auge desde que la pandemia impactó en España, lo que ha favorecido a la subida del precio de venta de este tipo de viviendas.

que precio fijar para vender una vivienda

4. Ten en cuenta la oferta de viviendas en la misma ubicación

Nunca fijes un precio de venta de una vivienda sin tener ni idea por cuánto están vendiendo tus vecinos. Echarle un vistazo a las casas y pisos en venta de tu barrio o zona, te dará mucha información sobre la oferta existente y su estado, los precios y, en definitiva, las oportunidades en esa ubicación.

Una buena práctica es consultar portales inmobiliarios como iad España y comparar la oferta de propiedades similares. Eso sí, ten en cuenta que el precio que se suele marcar es el precio de salida, no el precio por el que finalmente se venden las casas. Calcula que se suele aplicar una rebaja de aproximadamente un 5% o más.

5. Cuenta con el asesoramiento de profesionales

Siempre puedes asignarle un precio a tu vivienda por tu cuenta, aunque no es una opción demasiado recomendable, ya que es más fácil caer en errores, y ya sabes que puede salirte más caro de lo que pensabas.

Contar con ayuda profesional te permitirá andar sobre seguro. Los expertos de iad España pueden ofrecerte asesoramiento personalizado en cuanto al precio de salida de tu vivienda en venta, analizando el índice de precio del mercado y proponiéndote una estimación objetiva teniendo en cuenta su experiencia.

Y no solo te ayudará en esta parte del proceso de venta. El agente iad se encargará del papeleo, de la búsqueda de compradores, la promoción del inmueble (redacción de anuncios, realización de fotografías, publicación en los principales portales inmobiliarios…), la gestión de las visitas o el estudio de la solvencia económica de los posibles compradores.

En resumen, el agente iad se encarga de vender tu casa al mejor precio posible, lo que te permitirá estar seguro y tranquilo durante todo el proceso de venta, desde el inicio hasta la firma final de la escritura de compraventa.

Resumen de artículos

Vender, comprar, alquilar mi propiedad con iad

Gracias a los agentes independientes iad en toda España, te acompañamos en todos los pasos para hacer realidad tu proyecto inmobiliario.

iad Espana