¿Qué es la nota simple y para qué sirve?

que es la nota simple

Si estás interesado en vender tu vivienda, seguramente hayas oído hablar de la nota simple del Registro de la Propiedad. Se trata de uno de los documentos que suelen solicitar al comenzar el proceso de venta de tu inmueble.

¿Qué es exactamente este documento y para qué sirve?, ¿quién debe solicitarlo?, qué documentación se debe aportar para pedirlo y cuánto cuesta? Desde iad España resolvemos, en esta ocasión, todas las dudas acerca de la importancia de la nota simple registral a la hora de iniciar un proceso de compraventa de vivienda. 

¿Qué es una nota simple?

La nota simple registral es un documento informativo emitido por el Registro de la Propiedad de España que indica quién es el titular de la vivienda y la situación jurídica de esta. El documento muestra información detallada y si la vivienda que se quiere vender está libre de cargas, así como de hipotecas pendientes o embargos.

Se trata de un resumen de la información que aparece de la vivienda en el Registro de la Propiedad. Deberás tenerlo listo para cuando el comprador de la vivienda te lo exija. Y es que, aunque no es un documento obligatorio, es muy probable que el comprador lo pida para averiguar si todo está en orden en la finca que está interesado en adquirir.

¿Cuándo se necesita la nota simple en una compraventa?

La nota simple es un documento que te puede exigir el comprador de la vivienda, aunque también la necesitará el notario en el momento de firmar la escritura.

  • Al firmar el contrato de arras. Con el fin de comprobar que la información facilitada sobre la vivienda es verídica, es muy probable que el comprador te solicite la nota simple antes de firmar el contrato de arras.
  • Al firmar la hipoteca. El comprador necesitará disponer del documento para formalizar la hipoteca. La entidad bancaria exigirá la presentación de la nota simple para comprobar si el inmueble tiene cargas.
  • Al firmar las escrituras públicas de compraventa. La notaría solicitará una nota simple actualizada en el momento de firmar la escritura para comprobar que se puede realizar sin impedimentos la compraventa de la vivienda.
cuando es necesaria la nota simple

¿Qué información contiene una nota simple?

Este documento, que puedes solicitar a través de Internet, contiene la siguiente información esencial:

  • Los datos del Registro de la Propiedad que emita la nota simple. En el documento encontrarás la información sobre el número de petición y el motivo de la solicitud que se ha indicado al Registro de la Propiedad.
  • Descripción de la vivienda. La nota simple incluye información muy detallada sobre las características de la vivienda, así como la localización, la dirección, la superficie útil, la referencia catastral o el régimen de la vivienda (si es de protección oficial o libre).
  • La titularidad del inmueble. En la nota simple se pueden comprobar los nombres de los titulares de la vivienda, el porcentaje que cada uno tiene sobre la misma y la fecha de la compraventa.
  • Las cargas de la vivienda, si las tiene. El documento indica si la vivienda tiene cargas registradas, como una hipoteca pendiente, embargos, subastas judiciales o gravámenes.

No se debe confundir una nota simple con una certificación registral. Este documento público firmado por el registrador sirve para mostrar qué derechos tiene una persona sobre una vivienda ante terceros (tribunales, organismos públicos, etc.) y nunca se utiliza para la venta del inmueble.

¿Qué formas de pedir la nota simple existen?

Puedes solicitar la nota simple de una vivienda a través de distintos medios. Estos son los más habituales:

  • A través de la web del Colegio de Registradores. Para solicitarla tan solo deberás acudir a la web, seguir los pasos y aportar los datos necesarios. Tras 24 a 48 horas, la recibirás en tu correo electrónico.
  • Mediante intermediarios. Si echas un vistazo a Internet, descubrirás una gran cantidad de páginas web y gestorías que tramitan la nota simple por ti. En algunas ocasiones, este formato es más caro que si solicitas el documento tú mismo, aunque pueden existir ofertas que igualen o reduzcan el precio que marca el Colegio de Registradores.
  • Con un asesor inmobiliario. Si vas a vender el piso a través de un profesional del sector, este se encargará de solicitar por ti la nota simple y explicarte todo el proceso.
como pedir la nota simple

¿Qué necesitas para solicitar tú mismo la nota simple?

Si necesitas solicitar la nota simple, debes saber que no necesitarás reunir con demasiados documentos o datos, tan solo deberás tener a mano uno de los siguientes si descargas el documento desde la web de Colegio de Registradores:

  • CRU/IDUFIR. Código Registral Único (antiguo IDUFIR, identificador único de finca registral), un código de identificación con el que cuentan todas las fincas nacionales.
  • Datos registrales. Puedes aportar los datos del número de Registro donde está inscrita la propiedad (provincia, municipio, registro y número de finca).
  • Datos del titular de la vivienda. Necesitarás el nombre de los propietarios, el NIF, NIE o pasaporte.
  • Otros datos. Puedes aportar información como la provincia, el municipio, el registro en el que se encuentra la finca y otros datos como la dirección postal de la finca, como el paraje o posible titular.

Para que la solicitud no sea denegada, se recomienda aportar todos aquellos datos de los que se dispone. El Colegio de Registradores podría denegar la solicitud si faltan datos para localizar la vivienda o no coinciden los datos incorporados.

 

¿Cuánto cuesta la nota simple?

El precio de la nota simple depende de la vía de solicitud.

Si solicitas la nota simple a través de la web del Colegio de Registradores, pagarás un coste fijo de 9,02 euros, impuestos y retenciones no incluidos. Si lo necesitas, puedes solicitar la traducción del documento al inglés pagando una tasa de 30 euros, impuestos no incluidos.

Por otro lado, si la inmobiliaria es la que va a tramitar la solicitud de la nota simple, no deberás abonar nada, ya que este servicio podría estar incluido en la intermediación de compraventa de tu vivienda.

Finalmente, si solicitas el documento a través de una de las páginas web que ofrecen el servicio, debes saber que el importe que pagarás dependerá directamente de la web que escojas. Puedes encontrar precios de entre 20 y 30 euros, aunque también existen ofertas que te permiten desentenderte de este trámite por menos de 10 euros.

Ahora ya sabes qué es una nota simple, aunque si te han quedado dudas sobre este documento o sobre el proceso de vender una vivienda, puedes contar con la ayuda de un agente iad. Te brindará atención personalizada durante todas las etapas al vender tu inmueble de principio a fin.

Resumen de artículos

Vender, comprar, alquilar mi propiedad con iad

Gracias a los agentes independientes iad en toda España, te acompañamos en todos los pasos para hacer realidad tu proyecto inmobiliario.

iad Espana